Noticias | HeladoArtesanal.com

Nota completa 31

volver a noticias

Nestlé llegará a Rosario con heladerías

En la Argentina, el verano es sinónimo de helados. Los empresarios del sector esperan ansiosos esta época porque los récords de producción y de ventas se registran durante los meses de más temperatura. Sin embargo, Frigor, de la multinacional Nestlé, ya está pensando en la próxima primavera. Es que decidió lanzarse de lleno al segmento de heladerías y ya determinó que en septiembre de 2006 abrirá heladerías en Rosario.

La instalación de locales de heladerías Frigor se inició en diciembre del 2004 en la ciudad de Luján en Buenos Aires, continúo con la inauguración de cuatro locales más en el conurbano bonaerense y en los próximos meses habrá otras aperturas en el Gran Buenos Aires, la previa al desembarco en el interior.

"Se tratan de helados que apuntan a la franja media de consumidores y que costarán unos 18 pesos el kilo", explicaron los directivos.

"Al promediar septiembre del 2006 estaremos abriendo heladerías en Mendoza, Córdoba y Rosario", anticipó el jefe de márketing de la división helados de Nestlé, Martín Martínez.

Por su parte, el director de negocios de helados Frigor, Matthías Casanova explicó que la instalación de las heladerías "será a través del sistema franquicias" y también indicó que los locales contarán con servicio de cafetería.


Más volumen

Meterse de lleno en este segmento tiene su explicación. Es que el segmento de las heladerías es el que maneja los mayores volúmenes de venta. Desde hace 35 años Frigor lidera el mercado de venta de helado "por impulso" -kioscos, minimarkets, estaciones de servicio- en Argentina con un porcentajes del 54% y ese desarrollo y reconocimiento de marca quieren explotarlo para posicionarse en heladerías.

Si bien el segmento "impulso" genera la mayor facturación, en este nicho Frigor libra una dura batalla. Aprovechando que Unilever retiró del mercado a su marca Kibon, hace cinco meses Arcor lanzó en todo el país una línea de helados para kioscos.

Los números de Arcor muestran un crecimiento de la empresa cordobesa en los kioscos del interior y una difícil penetración en el Gran Buenos Aires, aunque desde Frigor se espera sostener el liderazgo. "Arcor no tiene un plan específico de trabajo, no hay algo más fuerte que el lanzamiento. No hace campañas, sólo se mueve en los puntos de ventas. Las que más están sufriendo son las marcas secundarias como Panda o Com Com", indicó Casanova

Fuente: La Capital