Noticias | HeladoArtesanal.com
Nota completa 6
volver a noticias

Consumo de los argentinos

La yerba mate es el producto más vendido. Como rubros, los alimentos y bebidas lideran las compras, seguidos por el transporte y la vivienda, las comunicaciones, el esparcimiento y la cultura y la atención médica. La educación figura última. ¿Cómo es el perfil post crisis del consumidor nacional?

El 85 por ciento de los argentinos reconoce que el mate es uno de los productos de consumo de su hogar. Estudios privados coinciden en que la infusión es el producto de compra individual que se puede encontrar en la mayoría de los hogares del país. Las cifras, extraídas de una encuesta de productos realizada por la consultora Ipsos, fueron elaboradas sobre la base de 13.973 casos y poseen una proyección sobre la población de 10.807.060 personas.

El mate se convierte así en el producto consumido por la mayor cantidad de hogares en Argentina, seguido por el azúcar, con 81,7 por ciento ; los helados artesanales, 74,39 por ciento ; las galletitas de agua, 72,4 por ciento ; el té, 69,4 por ciento ; las galletitas dulces, 69,3 por ciento ; los alfajores, 67,36 por ciento ; el café, 66,56 por ciento ; la gaseosa cola común, 63,86 por ciento ; y el chocolate en barra, en el décimo puesto, con 51,91 por ciento.

Dentro de un contexto analítico, se pueden observar que ocho de los diez primeros productos de compra individual son alimentos livianos que se consumen, en su mayoría, en el desayuno y la merienda. Las hamburguesas congeladas, dentro de los productos que conforman la base de la alimentación básica de los hogares, figura en el puesto décimo sexto, con 35,50 por ciento.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el gasto de consumo de los hogares por finalidad está liderado por los alimentos y bebidas con el 34,18 por ciento y un promedio de $436 por hogar por mes. El transporte y las comunicaciones figuran en el segundo lugar de los gastos, con 14,6 por ciento y un costo de $185. Los insumos incluidos en el género Vivienda (entre los que figuran alquileres, reparaciones y agua y electricidad) conforman el 10 por ciento del gasto total, con $128, seguidos por el esparcimiento y la cultura, con 9 por ciento y $109; la atención médica y los gastos para la salud, con 8 por ciento y $102; el equipamiento del hogar, con 7 por ciento y $86; bienes y servicios diversos -cigarrillos y artículos de tocador-, con 6 por ciento y $66; y por último la educación, con 3 por ciento y $35 mensuales.

En cuanto al consumo de hogares, estudio que Ipsos elaboró sobre 5.995 casos que se proyectan a 4.659.850 personas, sostiene que el 99,44 por ciento de los consultados reconoció que compra alimentos envasados como pastas frescas, caldo en cubitos y tapas para empanadas.

Un 96,3 por ciento dice que compra quesos, entre los que prefieren los blandos por sobre los duros. Las mantecas y aceites obtuvieron 99,26 por ciento , donde predominó el aceite común mezcla. Las bebidas fueron lideradas por las gaseosas, seguidas por la cerveza y los lácteos, por el yogur, con 96,39 por ciento del total. Vale destacar el escaso lugar que los argentinos le reconocieron a los congelados: 38,97 por ciento para los alimentos, entre los que se incluyen verduras y comidas listas.

Así, según una encuesta de la consultora Latinpanel, las cifras que representan el promedio del total de la sociedad sostienen que los argentinos destinan el 30,7 por ciento de su consumo a los alimentos secos, 21,9 por ciento a las bebidas, 20,1 por ciento a los lácteos, y 27 por ciento al conjunto que conforman congelados, productos de aseo personal, perfumería y limpieza del hogar y de la ropa.

Según la misma encuesta, que abarcó a 10 mil casos, los argentinos prefieren consumir en los autoservicios, ya que un 28,1 por ciento lo hace en ese canal; luego se ubican los supermercados, con 24,9 por ciento ; los almacenes vienen después, con 15,2 por ciento y los hipermercados en cuarto lugar, con 9,3 por ciento . El 18 por ciento del país, en tanto, elige el conjunto de las perfumerías y farmacias, los mayoristas y el pedido a domicilio.

Después del 1 a 1

El cambio en las expectativas de los consumidores y la profundización de la incertidumbre macroeconómica, con la consecuente repercusión en el índice de confianza, constituyen uno de los mayores desafíos para el crecimiento del consumo privado. De acuerdo con estudios realizados por Target Group Index (TGI), el índice de confianza y optimismo económico de los argentinos en relación con su futuro disminuyó 7 puntos de acuerdo con datos del primer trimestre del año y en comparación con los de fines del 2003. Este dato significa que sólo un 39 por ciento de la muestra consideró que estará mejor dentro de un año, mientras que en el 2003 esta cifra ascendía a un 46 por ciento de la población.

Cuando un hogar de dos personas pasa a ser de tres, el índice de gasto de ese hogar se incrementa 20 por ciento, de acuerdo con los resultados del informe realizado por la consultora LatinPanel. Los hogares con hijos de entre 13 y 18 años son el segmento que más gasta en la compra de la canasta de productos de alimentación, cosmética y limpieza, seguidos por los que tienen hijos de entre 19 y 25 años, luego por los que tienen niños de entre 6 y 12, los que tienen hasta 5 y, por último, los hogares sin hijos o con hijos adultos. En cuanto a las decisiones de compra superiores a $1.500 por parte de los consumidores, también se registró una disminución de casi 2 puntos. Este descenso también se reflejó en otras variables como los viajes en avión: sólo 5,61 por ciento de la población declaró haber viajado al exterior en los últimos meses.

Fuente: La Nación