Noticias | HeladoArtesanal.com
Nota completa 38
volver a noticias

Heladerías boca en boca

Hace ya tiempo que las heladerías se decidieron a crear marcas fuertes, identificables por los consumidores y valoradas por ellos por la calidad de los productos, el cuidado de la estética y la experiencia integral proporcionada. En el verano, simplemente aprovecharon para llegar más lejos, con campañas de lenguajes modernos y hasta cuatriciclos que llegaron a las mismas carpas para entregar helados, servicio y un mensaje de alto impacto

La industria del helado ya viene calentando su comunicación desde bastante atrás en 2005 y, durante el verano, el asunto sigue en la playa, a ambos lados del riachuelo, donde los nuevos consumidores ABC1, jóvenes, dispuestos a tener alrededor de su consumo de helado una experiencia completa de disfrute integral, que incluye la ambientación de los locales con un estilo exclusivo, el cuidado del diseño de los envoltorios, la innovación constante en materia de gustos y hasta la ampliación de las posibilidades de consumo a la pastelería y la cafetería, pueden pedir que les traigan sus gustos favoritos directamente hasta su carpa, o acercarse si prefieren dar unos pasos por la arena hasta una heladería de playa.

Hace algunos días, Volta anunció que ya tiene listas sus cajas de chocolates hechas con un packaging colorado, con Bombones Cuore de chocolate Volta rellenos de mousse de dulce de leche al whisky, que son su creación especial para el Día de San Valentín que se aproxima. Están disponibles en dos tamaños: una caja de nueve unidades y una borsetta de 20, que están a un precio de $18 y $27 respectivamente.

Freddo, por su parte, apareció en la vía pública de Capital Federal con una campaña al gusto de los más vanguardistas -creada por WM- donde una chica que sostiene en la mano un gran cucurucho muestra su cara chorreada por el pelo y la frente con el verde de su helado y el borde de la boca manchado de rosa fuerte, como otro gusto de su postre. Mientras sobre fines de 2005 había anunciado una alianza con la bodega Familia Zuccardi para lanzar el helado de vino Malbec, en esta temporada veraniega se apuró a montar paradores de playa en la costa argentina y en la uruguaya: en Pinamar (balneario Terrazas del Alba), Mar del Plata (Mirador 9 de las playas del sur y balneario Peralta Ramos) y Punta del Este (Esturión de Montoya y otro en la exclusiva playa Bikini).

Munchis en tanto llegó más lejos todavía: le ofreció a sus consumidores un servicio de delivery en la playa que la coloca al tope de las innovaciones. En el radio de los principales balnearios, esta marca está entregando sus helados a bordo de cuatriciclos que los recorren por la arena, para que nadie tenga que interrumpir su día de playa para ir hasta la heladería. Es el primer año que Munchis va tan lejos: está en los paradores Las Brujas, El Pájaro y Cocodrilo de Pinamar; y en Príncipe, Pueyrredón y Portofino, de Playa Grande, en Mar del Plata.

Sin moverse de su carpa. Este verano, las marcas de helados salieron a demostrar que sobre gustos no hay nada escrito, y sobre posibilidades de hablarle a sus consumidores de muy cerquita, y mimarlos, y ofrecerles cada vez más valor, no hay nada limitado.



Fuente: Redacción Infobrand